Arqueología milenaria

La estratégica Cuenca del Guadajoz, situada entre la sierra y la campiña, fue, desde la remota protohistoria, una vía de comunicación y distribución de productos entre las poblaciones.

En nuestra comarca hay vestigios históricos desde el periodo Musteriense, final del Paleolítico Medio así como elementos que demuestran la presencia íbera, romana, medieval hasta llegar a la época moderna.

PARQUE ARQUEOLÓGICO DE TORREPAREDONES

El Parque Arqueológico de Torreparedones, asentamiento de hace más de 3.500 años, es para algunos historiadores, la colonia Ituci Virtus Iulia, ya citada por Plinio el Viejo, en su libro Historia Natural.

Incluida en la Red de Espacios Culturales de Andalucía en 2015, las excavaciones realizadas por el Ayuntamiento de Baena, han puesto de relieve el importante legado arqueológico y cultural que contiene.

Al día de hoy se puede contemplar la Puerta Oriental, el Santuario en el que encontramos la Dea Caelestis, un impresionante Foro, las Termas sanatorias, el Macellum, la domus del panadero, la necrópolis así como el Castillo Medieval situado a 580 metros de altura, que permite una visión de más de 30 municipios entre el Valle del Guadalquivir y Sierra Nevada y un espectacular atardecer en verano.

MUSEO HISTÓRICO Y ARQUEOLÓGICO MUNICIPAL DE BAENA

Situado en el edificio de la Tercia, encontramos las muy numerosas piezas recuperadas en el Yacimiento arqueológico de Torreparedones, entre las que destacan las colecciones de exvotos, vasijas, monedas y la cabeza retrato escultórico de Claudio, la estructura del Togado o la figura Thoracata. El Museo también alberga elementos del patrimonio arqueológico con una llamativa colección de esculturas íberas, o como la Leona de Iponuba, símbolo de Baena, procedente del Yacimiento del Cerro del Minguillar, el crismón de Izcar, único resto del cristianismo primitivo.

LA VILLA DEL ARCA

La Villa del ARCA, hace referencia a una villa romana del siglo IV ligada a las labores del campo que se mantuvo hasta la época medieval como lo atestiguan diferentes jarras, ollas y candiles hallados y datados entre los siglos X y XII.

Según los estudios, esta zona residencial contendría unas 14 salas además de las termas. Constituye junto a Torreparedones, Guta y los cortijos de Santa Sofía y El Polvillo una historia de Castro del Río aún por descubrir.

ESPEJO, CLARITAS IULIA UCUBI

Espejo, Claritas Iulia Ucubi, conserva elementos de obra pública hidráulica romana como el Algibe, la Albuhera y la Pontanilla, tal vez parte del mencionado por los historiadores, Acueducto de Ucubi que abastecía a la ciudad.

Partiendo de la Pontanilla y coronando el cerro del mismo nombre se conservan restos de una antigua fortificación íbera como lo demuestra la presencia de una torre anibálica.

LLANOS DE VANDA

A medio camino entre Espejo y Nueva Carteya encontramos el escenario de la Batalla de Munda. Según los estudios realizados, fue en los Llanos de Vanda donde se produjo la sangrienta batalla en la que de César venció a los hijos de Pompeyo y se alzó con el poder absoluto de Roma allá por el año 45 antes de Cristo.

El lugar, incardinado con un monolito, entre las localidades de Espejo, Nueva Carteya y Montilla, conmemora la victoria.

PLAZA DE ARMAS

El recinto fortificado íbero donde se halló el león íbero. Destaca por estar situado en la parte más alta y plana del Cerro de Armas. En una superficie de 500 metros aparecen restos de muralla, grandes piedras, así como cerámica íbera y romana.

Pequeños fortines como Cornicabra, el Sastre, el Alamillo y las Neverías jalonan las cumbres de Nueva Carteya, lo que nos da una idea de la importancia de esta zona en épocas remotas.

EL HIGUERÓN

El recinto íbero El Higuerón, parece mostrar que estuvo ocupado entre los siglos IV a.C. y el I d.C. Las numerosas excavaciones realizadas en el yacimiento detallan en el sector oeste una base de muralla de la época, un suelo de cal de época romana un empedrado también romano, situado en el exterior y el acceso de esta construcción con diversas reformas desde la puerta original romana, a la actual de época medieval.

Las excavaciones realizadas en 2022 han sacado a la luz un relieve fálico, que ha aparecido en uno de los sillares que forman la esquina noreste de la torre romana.

MUSEO HISTÓRICO LOCAL DE
NUEVA CARTEYA

El Museo Histórico Local de Nueva Carteya alberga piezas de cerámica y también importantes vestigios de las épocas romana e íbera, entre las que destaca el León Ibérico, una escultura zoomorfa del siglo V-IV a C. que fue hallada en el recinto de Plaza de Armas.

CERRO BOYERO

Este yacimiento de Valenzuela, de finales de la Edad de Bronce, se dio a conocer por el hallazgo en 2002 de un relieve antropomorfo íbero y una inscripción en piedra que pudo pertenecer a una fachada de un edificio.

Parece tratarse de una ciudad fortificada de más de 17 hectáreas en una gran meseta defensiva y amplio control visual, con buenas condiciones de habitabilidad y terrenos y manantiales aptos para el cultivo.

Se atestigua con la existencia de restos de muralla en su flanco norte, cisternas y silos así como una necrópolis en zona del barranco donde también aparecen restos de cerámica íbera por su decoración geométrica o romana con restos de ánforas.

Reconocido como zona arqueológica e inscrito en el Catálogo General de Patrimonio Histórico andaluz.

HUELLAS ARQUEOLÓGICAS DE ROMA

Nuestra provincia se presenta como una fantasiosa máquina que puede hacerle volver al pasado, proponiéndole un recorrido por la historia a través de sus yacimientos arqueológicos y de ciertos productos turísticos creados para tal cometido.

De entre las ricas civilizaciones que han dejado su huella en Córdoba, el legado que hemos heredado gracias a la presencia de Roma cuenta con una especial importancia que se traduce en la existencia de diferentes yacimientos situados cronológicamente entre los s. I a.C. y III d.C. y que constatan el paso de esta civilización por nuestra provincia.

Instala la App Destino Guadajoz

Instalar
×
Scroll al inicio